Pólitica de proteccion de datos

CONDICIONES GENERALES

El cliente ordenante del pedido manifiesta conocer y aceptar, las condiciones generales de alquiler.
 
Primero.-Tarifas
Nuestros precios se entienden sin impuestos y para el plazo de utilización previsto en el presupuesto, según nuestras tarifas en vigor.
Toda utilización superior a este plazo estará sujeta a acuerdos especiales y a una facturación complementaria. La fecha y el horario de restitución del material son exigibles y todo retraso será facturado según la tarifa en vigor.
 
Segundo.-Pedido
Todo pedido debe adjuntar el presupuesto aceptado por el cliente y acompañado de un pago a cuenta del 50%, no aceptándose pedidos que no reúnan
estos dos requisitos.
Aceptado el pedido será efectiva la reserva, sujeta a disponibilidad del material solicitado.
 
Tercero.-Anulación
La anulación de un pedido será objeto de una facturación equivalente al menos a la mitad del total del pedido, sin nunca ser inferior a los gastos ocasionados hasta el momento de la anulación, o la totalidad si es efectuada con menos de 48 horas antes de la entrega de los materiales.
 
Cuarto.-Transporte
Los costes de entrega y recogida se facturarán según nuestra tarifa en vigor.
Cualquier coste adicional, no previsto en el presupuesto inicial y el tiempo de espera serán objeto de facturación complementaria.
 
Quinto.-Disposición y retorno de materiales arrendados.
El cliente reconoce haber recibido los materiales en buen estado, apto para su uso y en las debidas condiciones de limpieza.
En el acto de entrega y recogida de material se llevará a cabo con un inventario, con la asistencia del cliente o de su representante. De no asistir a la
realización del inventario no se aceptará reclamación alguna del cliente en cuanto a la cantidad o estado del material.
BUDI MUSIC, S.L. no considerará recibido el material hasta después de haber recibido el inventario.
 
Sexto.-Utilización -Reparación -No devuelto
El cliente se compromete a usar adecuadamente el material alquilado, impidiendo cualquier acto o situación que pudiera dañarlo.
El cliente o en su caso los profesionales por él contratados, deberán estar debidamente cualificados para el uso de material alquilado. No se podrá manipular, modificar, o en su caso alterar los materiales arrendados. El cliente no tiene derecho a ninguna indemnización en caso de interrupción de funcionamiento de los materiales alquilados.
Durante el periodo de arrendamiento, el cliente está obligado a cuidar y conservar el material protegiendo lo de cualquier situación que pudiera dañarlo, tal como lluvia, nieve, viento, robo destrozos, etc.
El material dañado o no devuelto será facturado al cliente por su contravalor de compra nuevo, incrementado en su caso con una indemnización destinada a cubrir lo no disponibilidad del material.
 
Séptimo.-Facturación
Se procederá a facturar en función del tiempo del arrendamiento, una vez comprobada la devolución del material mediante el correspondiente inventario.
 
Octavo.-Pago
El pago se realizara antes del evento
 
Noveno.-Reserva de propiedad.
El material alquilado es propiedad del arrendador y el arrendatario no podrá subarrendarlo o cederlo por concepto alguno.
 
Decimo -Fuerza Mayor
BUDI MUSIC, S.L. no tendrá responsabilidad en caso de retraso o falta de entrega debido a fuerza mayor o causa ajena a su voluntad, tal como, a título enunciativo, huelga, accidentes, prohibición oficial, etc.
 
Decimo primero -Responsabilidad y seguros.
El cliente recibe el material arrendado en concepto de depósito, siendo responsable desde su recepción, de su adecuada conservación y guarda, así como los daños que, por cualquiera que sea la causa, se originen al material arrendado durante el periodo que este en su poder.
No se admitirá ninguna reclamación del cliente posteriores a las 24 horas de la instalación del material arrendado, o en su caso, de la puesta a disposición.
 
Décimo segundo -Jurisdicción
Para cualquier duda, cuestión o divergencia que pudiera plantearse en relación con la interpretación o cumplimiento del presente contrato, las partes con renuncia a su fuero y jurisdicción, acuerdan someterlas al arbitraje institucional de Madrid.